Volver
Los resultados anuales de las compañías en cartera

Los resultados anuales de las compañías en cartera

La mejora de los resultados, de los fundamentales de las compañías (como puede ser el crecimiento de los beneficios), es uno de los principales motores de la rentabilidad a largo plazo de la inversión en renta variable.

La mejora de los resultados, de los fundamentales de las compañías (como puede ser el crecimiento de los beneficios), es uno de los principales motores de la rentabilidad a largo plazo de la inversión en renta variable. De ahí que nuestra tarea principal será seleccionar negocios capaces hacer crecer sus beneficios a lo largo del tiempo, algo que (tarde o temprano) se acaba reflejando den las valoraciones de las compañías.

El impacto del Covid ha sido muy desigual según los sectores, lo que se ha traducido en que 2020 haya sido un gran año para muchas de nuestras compañías, y no tanto para otras. Este último grupo, más afectado por el parón económico derivado de la crisis sanitaria, se ha visto obligado a focalizar su energía en optimizar sus procesos y estructuras de coste para amortiguar las caídas en ventas. Estamos convencidos que todas estas compañías saldrán fortalecidas de la actual situación.

En general, los resultados de las empresas en nuestros fondos los cualificamos de muy buenos, superándose en la mayoría de casos las expectativas de los mercados. Esto ha sido solo posible porque se trataba de compañías (en la mayoría de los casos) líderes en sus sectores, operando en mercados en crecimiento y con una ventaja competitiva clara. Otro elemento que ha permitido sortear este ejercicio tan difícil con esta solvencia ha sido el contar con balances muy saneados (con muy poca deuda), en negocios con gran escalabilidad, y con una gran capacidad de generación de flujo de caja.

De entre los sectores menos impactados por la pandemia y que han visto como el crecimiento de su mercado se aceleraba encontramos la logística. Compañías como DSV, Deutsche Post o Logista han experimentado en 2020 un gran crecimiento de la demanda global, impulsada por la mayor penetración del comercio online en todos los ámbitos. Todas ellas cierran el año reportando cifras de beneficios y de generación de caja por encima de lo esperado lo que les ha permitido incrementar la retribución a los accionistas (ya sea a través del dividendo o recompra de acciones). Las perspectivas para 2021 siguen siendo muy favorables.

Otro sector beneficiado por el difícil entorno de la pandemia ha sido el universo tecnológico y digital. Compañías americanas como Nvidia, y Amazon y europeas como Dassault Systémes, ASML o Philips han cerrado el año con elevados crecimientos de beneficios. Todas ellas son compañías con importantes cuotas de mercados en sectores con crecimiento estructural, acelerado por los efectos que ha tenido la pandemia sobre los cambios en los hábitos de consumo. Todas ellas han contribuido de manera muy importante al buen comportamiento de las carteras en el último año.

Un sector con mucho peso en la cartera (especialmente la española) es el industrial; un sector compuesto por un muy variado y heterogéneo grupo de compañías. Entre ellas destaca Fluidra,  líder mundial en mantenimiento de piscinas, que cierra un año 2020 extraordinario. La compañía se ha beneficiado de las restricciones a la movilidad y los efectos de pasar más tiempo en casa. A nivel de balance, ha destinado esta fuerte generación de caja a reducir deuda, retribuir al accionista (vía pago de dividendo), y la realización de pequeñas adquisiciones. Sus perspectivas para 2021 siguen siendo muy positivas.

También han sido buenos los resultados de nuestras dos compañías del sector automoción. En 2020 la producción de vehículos ligeros tuvo un descenso de 14,4 millones de unidades que representa una caída de 16% sobre el total. En este difícil entorno, Gestamp ha sido capaz de generar flujo de caja libre equivalente a un 11% de su capitalización bursátil, una generación de fondos que se ha destinado a robustecer el balance reduciendo deuda. No solo hoy tenemos una compañía con unos procesos y estructuras más optimizadas, sino también un activo financieramente aún más sólido. Por su parte, Cie Automotive cerró el último trimestre con mejoras en su margen operativo con respecto a antes de la pandemia y elevada generación de caja operativa. Ambas compañías salen reforzadas de la pandemia por su buena gestión y eficaz empleo del capital, y con buenas expectativas para con el año en curso.

En Europa, Kion, líder global en automatización y material móvil para gestión de almacenes, sectores muy beneficiados por el auge logístico de 2020, cerró el año mejor de lo esperado y con unas guías y perspectivas para 2021 más ambiciosas, que reflejan el potencial a largo plazo de la compañía en este entorno de aceleración digital y mayores necesidades logísticas a nivel global.

En el largo plazo, las expectativas con respecto a nuestra selección de compañías es que siga obteniendo un crecimiento elevado de los beneficios (c.10% en tasa anualizada). En 2021, las expectativas es que los beneficios en aquellas compañías que han sufrido un retroceso por la afectación en su actividad por la pandemia, experimenten un igualmente intenso rebote. La magnitud no es fácil de cuantificar por la elevada volatilidad e incertidumbre todavía existente a corto plazo. Este ejercicio estará muy marcado por el ritmo de vacunación, la posible aparición de nuevas cepas, y la paulatina apertura y normalización de los mercados y flujos de personas. A medida que la economía se vaya normalizando veremos cómo las compañías de calidad volverán a crecer.

Los fondos de EDM destacan por tener una cartera balanceada con un enfoque flexible. Las carteras invierten en un conjunto de compañías con buenos fundamentales, elevada calidad y exposición a los mercados globales, lo que ha de permitir buenos retornos de capital incluso bajo las actuales condiciones de incertidumbre y volatilidad. A pesar del rebote bursátil en este primer trimestre del año, pensamos que la valoración de las compañías sigue siendo muy atractiva, cotizando a múltiplos que siguen estando por debajo de su media histórica.

Incertidumbre, volatilidad y largo plazo

Incertidumbre, volatilidad y largo plazo

Superar este rechazo que tan típicamente provoca la incertidumbre y la volatilidad de los mercados, exige saber distinguir entre corto y largo plazo.

EDM Strategy: Invirtiendo en calidad en un entorno inflacionista

EDM Strategy: Invirtiendo en calidad en un entorno inflacionista

De cara a los próximos trimestres, hay bastante consenso en que probablemente nos moveremos en un entorno de mayor inflación.