Volver
La inversión socialmente responsable, mega tendencia de inversión

La inversión socialmente responsable, mega tendencia de inversión

Convertirse en una empresa verde no es tan sencillo como podría parecer en un principio. Se necesita mucho tiempo, inversión y dedicación, factores que a algunas empresas les cuesta mucho aplicar.

La inversión socialmente responsable es una revolución económica y social. Las grandes instituciones están tomando conciencia de la importancia de contribuir a la protección del medioambiente, la integración social y la erradicación de la pobreza. Esta concienciación está irrumpiendo con fuerza en el mundo financiero. Inicialmente, vimos esta mega tendencia como un nicho de inversión y actualmente ya lo estamos integrando en nuestros modelos de gestión.

Estamos pues, ante un cambio de paradigma para evolucionar de una economía lineal en la que se produce, se usa y se tira, a una economía circular que intercambia el ciclo típico de fabricación, basado en combinar la competitividad, la innovación y la sostenibilidad con el objetivo de realizar un uso más eficiente de los recursos. Ejemplo de ello es Inditex (#EDM Inversión, #EDM Strategy) y su estrategia hacia la economía circular. La compañía apuesta cada vez más por materiales sostenibles como el algodón orgánico que está cultivado sin fertilizantes ni pesticidas químicos y sus semillas no están modificadas genéticamente. Su cultivo necesita un 90 por ciento menos de agua y un 60 por ciento menos de energía que el algodón convencional.

De este modo, la Inversión Socialmente Responsable (ISR) se presenta como una gran oportunidad para descarbonizar la economía dado que combina tanto el rendimiento financiero como el impacto ambiental y social de las inversiones.

Pero desde el punto de visto del inversor, ¿en qué consiste la inversión responsable?

Tradicionalmente algunos inversores vetaban ciertos sectores por distintos motivos, esencialmente éticos, como podía ser el sector armamento o tabaco. Actualmente ya no hablamos de exclusión sectorial, sino que profundizamos en un análisis detallado de las políticas internas y prácticas de las compañías. No sólo se tiene en cuenta la rentabilidad y el riesgo de una inversión, sino que adicionalmente se evalúan factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (conocidos como criterios ESG). Es decir, a parte del rendimiento económico, una inversión busca que el dinero empleado sirva para lograr un impacto positivo en la sociedad, mientras se mantiene un equilibrio respetuoso con el medio ambiente.

En este contexto, en EDM practicamos una rigurosa evaluación de las consideraciones ESG en las compañías en las que invertimos. Mediante una puntación objetiva factor por factor se obtiene un score de cada una de las compañías que sirve para medir el grado de cumplimiento de los criterios ESG de cada una de las líneas.

¿Cómo saber si un producto de inversión respeta la sostenibilidad?

Para saber si un fondo de inversión es realmente sostenible, una de las claves es conocer el tipo de criterio o estilo de inversión sostenible que utiliza. Uno de ellos es el de exclusión sectorial o por países que no cumplen con los criterios de sostenibilidad.

En EDM hemos incorporado a nuestros criterios de inversión consideraciones de índole medioambiental – alineados con la Taxonomía UE -, social y de gobernanza con el objetivo de desarrollar nuestro propio análisis interno. Asimismo, utilizamos varias herramientas externas que certifican que el producto cumple los criterios y pone de manifiesto la intención y la disposición a realizar un esfuerzo para ser ESG.

Por último, podríamos destacar algunas prácticas recientes de Greenwashing que no deja de ser una mala praxis para vender una imagen de sostenibilidad que no es real. ¿Cómo podemos saber si la compañía en la que invertimos se toma en serio la sostenibilidad?

Convertirse en una empresa verde no es tan sencillo como podría parecer en un principio. Se necesita mucho tiempo, inversión y dedicación, factores que a algunas empresas les cuesta mucho aplicar. En su lugar prefieren llevar a cabo prácticas engañosas.

En EDM hemos desarrollado nuestra política de inversión socialmente responsable (Inversión Responsable | EDM) que se fundamenta en un procedimiento interno detallado, en el que se destaca el engagement. Creemos que toda aquella información que no disponemos en las publicaciones/informes anuales financieros y no financieros de las compañías de nuestro universo es imprescindible ser cuestionada y comprobada. Además de influir en el comportamiento de las empresas en las que invertimos, votar en las juntas generales y tener un diálogo previo con el fin de ayudarles a mejorar sus prácticas.

Estamos convencidos que la inclusión de criterios ESG y su integración en la gestión de las inversiones, pueden tener un efecto favorable en los resultados financieros a largo plazo de las empresas y contribuir a un mayor progreso económico y social. A través de este compromiso pretendemos retornos sostenibles a largo plazo para aportar valor a nuestros inversores y asegurar un impacto positivo en la sociedad.

EDM Ahorro: Un líder en su categoría

EDM Ahorro: Un líder en su categoría

No sabemos qué hará la inflación en el futuro, pero el posicionamiento actual del fondo creemos que es el más adecuado para una inflación que se espera moderada.

2021, año excelente para nuestros fondos

2021, año excelente para nuestros fondos

La recuperación es ya una realidad y las dudas se vuelcan sobre si el repunte de la inflación será más duradero de lo esperado y cuándo se empezarán los bancos centrales a retirar los estímulos monetarios.