Volver
Incertidumbre, volatilidad y largo plazo

Incertidumbre, volatilidad y largo plazo

Superar este rechazo que tan típicamente provoca la incertidumbre y la volatilidad de los mercados, exige saber distinguir entre corto y largo plazo.

La incertidumbre a la hora de invertir y sobre todo la volatilidad en los precios suelen ser dos de las mayores preocupaciones de los inversores, llegando incluso a convertirse en una barrera infranqueable para muchos. Sin embargo, se trata de un obstáculo superable si uno aproxima mínimamente las dinámicas que caracterizan los movimientos en los mercados de valores.

Superar este rechazo que tan típicamente provoca la incertidumbre y la volatilidad de los mercados, exige saber distinguir entre corto y largo plazo. Mr Market nos da cada día precio y liquidez por nuestras acciones, pero su comportamiento a corto plazo esta dominado por el estado anímico de los inversores y el ruido ambiental general. Unos elementos que la mayoría de las veces, poco o nada tienen que ver con la evolución real de las compañías en las que se invierte. Este precio que se nos ofrece a diario la mayor parte del tiempo no se ajusta al valor racional que podamos aproximar a partir de los fundamentales de la empresa y sus perspectivas de crecimiento.

Resulta fundamental no tomar decisiones impulsadas por la euforia o depresión que de forma alterna y frecuente domina las tendencias en los mercados, sino a partir de la evolución real del activo subyacente en el que se invierte. Correcciones del 30% cada cierto tiempo o ajustes menores del 10%, 5%, son frecuentes en los mercados por diferentes motivos, todos casi siempre ajenos a la evolución real en los negocios. Es por eso que para navegar tranquilo por los mercados es importante conocer los activos en los que estamos invertidos y sus perspectivas de futuro: si bien a corto plazo, precio y valor rara vez convergen; a largo plazo, la cotización de las acciones siempre acaba reflejando el crecimiento en los beneficios como demuestra una amplísima evidencia empírica.

Esto nos conduce a la cuestión principal en el estilo de gestión de EDM que se basa en la selección de buenas compañías. En efecto, tanto la obtención de buenos retornos a largo plazo, como una óptima gestión del riesgo, descansan en una selección de compañías de calidad: buenos negocios (con buenos márgenes y una alta rentabilidad sobre el capital invertido), con un balance saneado, equipos directivos competentes y honestos y buenas perspectivas de crecimiento. De ahí también surge la necesidad de adoptar una genuina visión de largo plazo: si como inversores somos proveedores de capital, nuestro retorno es la consecuencia lógica del proceso de creación de riqueza que protagonizan las empresas en las que invertimos, algo que necesariamente exige tiempo.

Llegados a este punto parece legítima la pregunta de, entonces, ¿cuándo vender? De nuevo, la respuesta la determina la evolución de los fundamentales. Típicamente existen tres motivos por los cuáles vender una compañía. El primero, es cuando se produce un deterioro en la calidad del negocio: compañías que, por lo que sea, ven como sus resultados y perspectivas de crecimiento se ensombrecen. El segundo es un incremento desmedido de la valoración: el negocio y sus perspectivas pueden mantenerse igual de atractivos, pero el mercado valora las acciones a un múltiplo inexplicable que imposibilita una gestión racional del riesgo. Por último, existe la posibilidad de desprenderse de una acción por la existencia de alternativas mejores. De nuevo, una decisión que se apoyan en las perspectivas de beneficios futuros de las compañías en relación con el atractivo de su valoración.

Invertir atendiendo a la evolución diaria de las cotizaciones únicamente asegura una gran fatiga emocional y unos resultados pobres e impredecibles. Por el contrario, un enfoque inversor a largo plazo, basado en un estricto proceso de selección de compañías, ha probado ser una manera eficaz y predecible de proteger y hacer crecer el capital financiero.

EDM Strategy: Invirtiendo en calidad en un entorno inflacionista

EDM Strategy: Invirtiendo en calidad en un entorno inflacionista

De cara a los próximos trimestres, hay bastante consenso en que probablemente nos moveremos en un entorno de mayor inflación.

Flash de Opinión septiembre 2021

Flash de Opinión septiembre 2021

La vacunación masiva en los países desarrollados ha permitido una cierta normalización, lo que se ha traducido en un aumento del consumo.