Volver
EDM Ahorro: Un líder en su categoría

EDM Ahorro: Un líder en su categoría

No sabemos qué hará la inflación en el futuro, pero el posicionamiento actual del fondo creemos que es el más adecuado para una inflación que se espera moderada.

En Europa la inflación subyacente no ha superado el 2% en casi 20 años y en EE. UU. también se ha mantenido contenida en ese periodo, y sólo puntualmente se ha acercado al 3%. Así pues, la inflación se ha mantenido contenida en los últimos 20 años… hasta ahora.

Recientemente la inflación general ha sufrido cierto repunte (en Alemania alcanzó el 4.1%, en España el 4% y en EEUU un 5.3%), explicado principalmente por el alza de los precios de la energía provocados, entre otros, por la subida del petróleo y el gas. Si tomamos la inflación subyacente, que no tiene en cuenta los efectos de los alimentos y energía, vemos que sigue moderada en Europa (1,9%) y España (1%).

En este entorno el mercado ha puesto en duda la transitoriedad de la inflación, que siguen defendiendo los bancos centrales, mientras que la mayoría de los analistas ha revisado al alza sus previsiones de inflación.

En EDM, no sabemos qué hará la inflación en el futuro, pero el posicionamiento actual del fondo creemos que es el más adecuado para una inflación que se espera moderada.

Los tipos de interés por su parte han tenido una tendencia general a la baja durante los últimos 20 años; a lo largo de toda la curva y a ambos lados del Atlántico. Ha habido repuntes temporales, como los tipos españoles en la crisis soberana del año 2012, pero por lo general estos se han mantenido acotados por la ausencia de expectativas inflacionistas relevantes durante este periodo. Mirándolo por tramos, podemos ver, por ejemplo, como los tipos monetarios a 1 año en Europa han pasado en este periodo de un 4.5% a un -0.60%; o los tipos a 10 años del 5% han caído a apenas el 0%, y en muchos países europeos incluso por debajo.

Con la persistente tendencia a la baja de tipos de interés, y una inflación que ha oscilado hasta ahora en rangos relativamente estables, los tipos reales han ido cayendo y son negativos desde hace unos años. En Europa por ejemplo el tipo de interés real a 10 años ha sido negativo desde 2014.

Algunos bancos centrales, por su parte, han empezado a cambiar el sesgo de su mensaje hacia una política monetaria menos laxa si los datos de empleo, precios y crecimiento confirman sus previsiones en los próximos meses. Se espera que la Fed inicie el tapering durante este último trimestre de 2021 y las primeras subidas de los tipos de intervención se adelantan a finales del año que viene. En cambio, en Europa no se esperan aún subidas en los tipos de intervención tan pronto.

Uno de los riesgos a los que nos enfrentamos es que el repunte de inflación sea más persistente de lo esperado, en un entorno de tipos de interés cerca de mínimos y en muchos casos negativos.

Así mismo, una de las alternativas tradicionales en renta fija, los bonos de crédito corporativo tampoco están “baratos” en términos de valoración. Los tipos soberanos han arrastrado a la baja los rendimientos del crédito y, además, el hecho de que gran parte de la deuda soberana y bonos de elevada calidad ofrezca rendimientos negativos ha apoyado el estrechamiento de diferenciales de rendimiento entre el soberano y el crédito, incluso de calidades más bajas.

En EDM Ahorro, que este año lidera el puesto en su categoría de fondos, mantenemos una baja duración de la cartera, ante el riesgo de repunte en los tipos, cuyo impacto ya se ha visto durante este año. En deuda soberana sólo mantenemos bonos indexados a la inflación. En crédito corporativo, hemos reducido algo la exposición a créditos de grado de inversión, que en muchos casos ofrecen rendimiento nulo o negativo a vencimiento, con elevado riesgo de duración (que no queremos asumir) y sin remunerar su riesgo crediticio. Las últimas incorporaciones en bonos corporativos de grado de inversión han sido emisiones en divisas diferentes al EURO, de elevada calidad crediticia y baja duración, cuyo rendimiento, tras cubrir la divisa, es atractivo en relación a sus comparables en EURO.  Por otro lado, seguimos con exposición a bonos corporativos de elevado rendimiento y de empresas de pequeña y mediana capitalización después de un estricto criterio de selección. En este sentido, se dedica un esfuerzo importante al análisis de nuevas incorporaciones de bonos y al seguimiento de las compañías de este segmento.  Por último, se ha incrementado la exposición al mercado monetario a través de la diversificación en pagarés, que ofrecen rendimientos positivos y dan estabilidad al fondo en momentos de correcciones de tipos.

La composición del fondo con la mezcla de distintas estrategias nos parece acertada en un entorno como el actual.

Ahora que vuelve la preocupación por las presiones inflacionistas recordamos que EDM Ahorro en 34 años de historia ha batido ampliamente a la inflación (performance acumulado +345% vs +165% de la inflación).  Creemos que hoy el fondo está bien posicionado para encarar los nuevos retos del entorno macro y debería seguir dando resultados atractivos en términos relativos al mercado con una volatilidad contenida.

Karina Sirkia,
Gestora Renta Fija

La inversión socialmente responsable, mega tendencia de inversión

La inversión socialmente responsable, mega tendencia de inversión

Convertirse en una empresa verde no es tan sencillo como podría parecer en un principio. Se necesita mucho tiempo, inversión y dedicación, factores que a algunas empresas les cuesta mucho aplicar.

2021, año excelente para nuestros fondos

2021, año excelente para nuestros fondos

La recuperación es ya una realidad y las dudas se vuelcan sobre si el repunte de la inflación será más duradero de lo esperado y cuándo se empezarán los bancos centrales a retirar los estímulos monetarios.