Asset Management

EDM | Asset Management | EDM Ahorro

EDM Ahorro

EDM Ahorro invierte en bonos corporativos y gubernamentales a corto y medio plazo denominados en Euro y emitidos principalmente por emisores europeos. En el pasado tuvo una posición importante en bonos gubernamentales, pero más recientemente ha estado invertido predominantemente en bonos corporativos de alta calidad.

Es un fondo muy conservador que busca una rentabilidad constante sin volatilidad generada sobre todo vía cupón. La duración es de entre 1 y 3 años típicamente por lo que el riesgo de tipo de interés es limitado.

Invierte mayoritariamente en bonos de alta calidad aunque excepcionalmente puede hacerlo en otros de calidad algo más baja. No hay prácticamente valores ilíquidos en cartera, no tiene riesgo divisa y no utiliza derivados.

EDM Ahorro gestiona activamente la estructura de vencimientos de acuerdo con las expectativas de tipos de interés y los diferenciales de rentabilidad según los fundamentos de las compañías. Su objetivo es la preservación de capital, superando la inflación.

Año EDM Ahorro Bonos Diversificados Resultado Relativo
2007 1,58% 2,16% -0,58%
2008 3,15% 0,70% 2,45%
2009 6,94% 3,71% 3,23%
2010 1,73% 0,66% 1,07%
2011 2,00% 0,49% 1,51%
2012 7,19% 4,30% 2,89%
2013 3,50% 1,02% 2,48%
2014 2,43% 0,03% 2,40%
2015 0,08% 0,05% 0,03%
2016 2.50% 0.01% 2.49%
Retorno Total 55.8% 41.5% 14.3%
Rentabilidad Anual 4.5% 2,1% 2.5%
Volatilidad Anualizada 2.1% 0,9% 1.2%

Construcción de cartera

  • Objetivo: preservación de capital, superando la inflación.
  • Riguroso análisis de solvencia por emisor.
  • Emisores globales con ausencia de riesgo de divisa (100% Euro).
  • Tasa histórica de default: 0%.
  • Bajas duraciones: de 1 a 3 años.
  • Gestión activa de la duración (Actual: 1,95 años).
  • Cartera ampliamente diversificada (85 emisiones).
  • Predominio de Crédito Corporativo Investment Grade (80%).
  • Limitada exposición a Deuda Pública (muy diversificada).
  • Rentabilidad actual de la cartera superior al 3,5%.

Límites de Concentración

  • Máxima ponderación de España: 50%
  • Máxima ponderación de Sector Financiero (incluyendo cédulas): 30%
  • Máxima ponderación de Comunidades Autónomas: 20%
  • Máxima ponderación High Yield: 10%
  • Máxima ponderación de Depósitos bancarios: 10%
  • Máxima exposición a un único valor: 5%

Historia del fondo

A principios de la década del 2000, con la curva de deuda muy plana pero con unos tipos de interés atractivos (4.5% en el 2Y español) teníamos la cartera de EDM Ahorro con poca duración. Al haber poco carry se optó por no tomar riesgo. Debido a la baja duración no nos beneficiamos de las fuertes caídas de tipos en 2002-2003. Durante esos años tuvimos más ponderado el crédito que la deuda.

Desde principios del 2003 hasta finales del 2005, los tipos de la deuda soberana española y del resto de países del euro permanecieron en mínimos históricos, con poca pendiente. La elevada sensibilidad de los tramos largos con unos tipos tan bajos, nos llevó de nuevo a una gestión muy prudente de la curva, manteniendo una duración muy baja. Por otro lado, los spreads del crédito se estrecharon en 2003 a mínimos históricos, manteniéndose hasta mitad del 2007. Esa bajísima prima de riesgo nos llevó a ponderar más la deuda pública entre el 2004 y el 2006, alcanzando hasta un 65% del fondo.

Durante el 2006, con la fuerte subida de los tipos de la deuda, la baja duración de la cartera favoreció los resultados del fondo. Estos fueron años de fuerte emisión de estructurados de crédito, tipo CDO (Collateralized Debt Obligations) y CDO-squared (CDOs de CDOs). Unos tipos de la deuda bajísimos y unos spreads de crédito en mínimos históricos, llevaron a los inversores a buscar fuentes alternativas de rentabilidad como los CDOs. En EDM Asset Management invertimos sólo en activos que entendemos y por ello se decidió no invertir en estas estructuras que, a priori, parecían tan atractivas. Con la crisis del sub-prime la mayoría de estas estructuras sufrieron enormes pérdidas.

En el 2007 empezaron a repuntar los spreads de crédito. Se emitieron varios primarios con spreads atractivos y empezamos a ver valor en esa clase de activos. Durante 2007 empezamos a rotar la cartera de la deuda soberana, donde cada vez veíamos más riesgo hacia el crédito. En el 2008 la cartera pasó a ser totalmente de crédito, con una duración por debajo de 1.

Al año siguiente, en el 2009, se acudió a varios primarios de crédito de compañías seleccionadas por EDM con spreads muy atractivos. Se fue aumentando la duración de la cartera, al adquirir crédito algo más largo pero con carry muy atractivo. El fuerte posicionamiento en crédito y práctica ausencia de deuda con una duración algo más larga, pero aún defensiva, contribuyó a los buenos resultados del fondo en 2009 en un entorno de fuerte contracción de diferenciales de los bonos corporativos. También fue muy positivo para el fondo el no tener estructurados de renta fija.

En 2010 el crédito volvió a estar relativamente caro respecto a la deuda. La crisis de la deuda provocó importantes ampliaciones de spread de la deuda española contra la deuda centro-europea, otorgándole a la primera valor tanto en relación al crédito como a la deuda alemana. Empezamos poco a poco a incrementar el peso en la cartera de la deuda española y similares (agencias y comunidades), acudiendo a algunos primarios. De igual forma empezamos a invertir tímidamente en financieros a través de cédulas hipotecarias.

Durante 2011, el deterioro en las previsiones económicas unido a la lenta respuesta política a la crisis de la deuda soberana en Europa, provocó situaciones de pánico en los mercados que llevaron a la deuda pública española a caer fuertemente en precio en al menos dos ocasiones. Al no ver un problema de insolvencia, decidimos incrementar notablemente la exposición del fondo a la deuda soberana española (a unos rendimientos muy atractivos) en esas ocasiones. La primera fue en julio, cuando la mayor probabilidad a un escenario recesivo tomaba forma y desataba un episodio de risk-off en los mercados provocando importantes caídas de la deuda periférica. El 8 de Agosto, tras la bajada de rating de USA por S&P, el BCE empezó a comprar deuda española e italiana en los mercados y logró bajar los tipos de la deuda más de 100pbs hasta el 5%. Ese mismo día volvimos a reducir la exposición a deuda, de un 30% a un 18%.

La segunda ocasión fue en noviembre, cuando se desató de nuevo un escenario de pánico en los mercados. En esa ocasión incrementamos la exposición a deuda pública periférica (mayoritariamente española) hasta casi 40%, para reducirla a menos de la mitad, en diciembre cuando volvió la calma y confianza en los mercados con la subasta de liquidez a 3 años por parte del BCE y otras medidas de apoyo al sistema financiero.

Otras inversiones de interés durante 2011 fueron, por ejemplo, la compra de algunos financieros senior de buena calidad, (Santander y BBVA) en forma de bonos flotantes muy cortos pero con rentabilidades por encima del 5%. Estos repuntaron en precio de forma notable en la segunda mitad del año con la subasta de liquidez en diciembre y reducimos parte de las posiciones.

A finales de año con la recuperación de la confianza en los mercados se volvió a abrir el mercado primario de crédito corporativo y estuvimos acudiendo a varias colocaciones de crédito no periférico, no financiero, con la intención de diversificar la cartera en cuanto a exposición geográfica núcleo / periferia.

Durante 2011 al irse confirmando las perspectivas de un panorama recesivo para los siguientes trimestres, sin presiones inflacionistas, y tener una curva de tipos con más pendiente, se decidió aumentar la duración del fondo invirtiendo en corporativos algo más largos, la mayoría de los cuales se compraron en el mercado primario. Así la duración de la cartera de bonos se situó a final de año ligeramente por encima de 2 años.

A principios de 2012 se ha alargado algo más duración de la cartera de bonos. A principio de marzo la duración de la cartera está por encima de 2.3 años, aunque las fuertes entradas de dinero en el fondo durante la última semana suponen un nivel de cash excepcionalmente elevado y hacen que la duración del patrimonio esté por debajo de 2 años.

En enero se siguieron emitiendo algunos bonos interesantes de crédito corporativo no financiero en los que entramos, pero con el fuerte repunte en precio (y cierre de spreads) de los bonos corporativos durante enero y febrero cada vez se hace más difícil encontrar bonos de renta fija privada de elevada calidad y rendimientos interesantes.

Existen sin embargo algunos sectores dentro de la renta fija investment grade donde sí vemos valor. Entre estos se encuentra la deuda de las comunidades autónomas. A pesar de la difícil situación en la que se encuentran algunas de ellas para financiarse, el gobierno ha dado un claro mensaje de apoyo en este sentido. Por un lado ha declarado que no dejará caer ninguna comunidad y por otro se empiezan a tomar medidas concretas para que las comunidades con más dificultades puedan refinanciar su deuda. La apertura de las líneas ICO para pago de proveedores y deuda es una muestra de ello. Se espera también que las comunidades con más dificultades puedan salir al mercado con algún tipo de aval del soberano (hispabonos). Dadas estas circunstancias y el elevado rendimiento que ofrecen los bonos de algunas comunidades hemos estado comprando algunos de estos a vencimientos cortos.

Dentro de financieros, no hemos tenido papel subordinado en los últimos años, pero con las fuertes caídas en precio a finales del 2011 y principios de este año hemos decidido entrar tímidamente en algún bono subordinado de entidades de buena calidad como BBVA y Santander.

La renta fija se ha comportado espectacularmente bien durante los dos primeros meses de 2012, en gran medida gracias a las inyecciones de liquidez del BCE y la evolución en la resolución de la crisis de la deuda griega. Tanto el crédito corporativo como la deuda soberana periférica han repuntado notablemente en precio y caído en rendimiento. A pesar de ello, creemos que probablemente volvamos a ver episodios de pánico en los mercados. Por este motivo no tenemos excesiva prisa en invertir el cash del fondo a cualquier precio. La intención es aprovechar correcciones de mercado para seguir construyendo la cartera tanto de crédito como de deuda pública a rendimientos y spreads más atractivos que los actuales.

Premio Expansión 2011. Mejor Gestor Renta Fija C/P

Premio Morningstar 2012 Mejor Fondo Renta Fija C/P

Rating Lipper

Rating Morningstar 3Y:

★ ★ ★ ★ ★

Rating Morningstar 5Y:

★ ★ ★ ★ ★

Rating Interactive Data:

★ ★ ★ ★ ★

DIVISA Euro
FECHA DE INICIO 01/04/1991
COMISION DE GESTIÓN 0,75%
COMISION DE DEPOSITARIA 0,08%
GESTOR DEL FONDO Karina Sirkia
GESTORA EDM Gestión SGIIC
DEPOSITARIO Bankinter, S.A.
AUDITOR KPMG Auditores, S.L.
DOMICILIO España
VALORACIÓN Diaria
CATEGORÍA Renta Fija Euro
ESTRUCTURA LEGAL ES & PE - FI
LIQUIDEZ D + 3
REGISTRADO PARA LA VENTA EN:
España ("Traspasable")
CÓDIGOS
ISIN ES0168673038
CODIGO CNMV 71
BLOOMBERG EDMAHOR SM
REUTERS 0168673038.ES
LIPPER 60016051
PLATAFORMAS DE DISTRIBUCIÓN
Inversis Bank